Coach y consultor: conoce las diferencias.

Ambos pueden intervenir en las organizaciones, y muy a menudo sus nombres son utilizados como sinónimos. Descubrí en qué se diferencian a continuación.

 

La forma de actuar.

La principal diferencia reside en que el consultor se enfoca en el “saber” y el coach en el “ser”. El consultor aconseja, analiza, orienta, y opina sobre el enfoque del individuo teniendo en base a su experiencia y conocimiento.

El coach, por su parte, acompaña al coachee (cliente) en un proceso de reflexión que no necesariamente implica cambios. Tiene que ver con el reconocerse y elegir qué cosas conservar y qué cosas transformar. El coach no aconseja, no opina ni sugiere, sus principales competencias son la presencia, la escucha, y de ello regalar las preguntas cuyas respuestas sean relevantes para el coachee.

Intervención en organizaciones.

El coaching corporativo, in company, se puede trabajar en equipos o individualmente. Sin embargo, a diferencia de las conversaciones de coaching, la intervención en organizaciones requiere diseñar y rediseñar el proceso que se llevará a cabo en la empresa.

El consultor trabaja sobre un área específica de la empresa, de acuerdo con sus conocimientos, y orienta lo que se debe hacer.

Metodología.

La forma de trabajo del consultor está conectada a su experiencia en el área de su especialización.

El trabajo del coach está basado en un método de abordaje predeterminado y en la indagación, para dar claridad al coachee y promover respuestas que lo llevarán a alcanzar la meta.

Comments are closed.